Historia de dos escaseces

 

Por Doug French. (publicado el 15 de septiembre de 2009)

Traducido del inglés. El artículo original se encuentra aquí: http://mises.org/story/3706.

 

El café no puede cultivarse en cualquier sitio. La mayor parte del año debe haber un sol moderado y lluvias. Así que prácticamente todo el café del mundo se produce dentro del cinturón del café que se sitúa entre l trópico de cáncer y el de capricornio. El valor monetario del café se considera como el segundo más importante después del petróleo entre las materias primas naturales. Y quienes repostan su cafeína en Starbucks o algún lugar parecido, el precio por litro excede al de la gasolina empleada para rellenar el depósito.

Durante generaciones, los americanos han simbolizado en el colombiano Juan Valdés la producción de café y Colombia sigue siendo el segundo productor del mundo tras Brasil. Muy próxima a estos dos grandes productores de café está Venezuela, un país que en su momento rivalizó con Colombia en la producción. Y aunque posee el suelo poroso y el clima perfecto, Venezuela produce ahora menos del 1% del café del mundo, insuficiente incluso para su propio consumo.

Después de ser uno de los principales exportadores a principios del siglo XX, Venezuela empezó a importar café de Brasil el mes pasado, a pesar de que, como informa Benedict Mander para el Financial Times, "los lugareños dicen que no puede compararse con la calidad de los granos de arábica nacionales".

Así que a pesar de tener el mejor grano y las condiciones perfectas para cultivarlo, Venezuela está prácticamente fuera del mercado del café. Una de las posibles respuestas es que después de encontrar petróleo los 1960 y 1970, el cultivo del café declinó porque la nación se convirtió en la más rica de Sudamérica por la extracción de crudo.

Pero el cultivo del café en Venezuela siempre ha sido dominado por granjas familiares. No es que los cultivadores de café arrancaran sus plantas y empezaran a extraer petróleo.

Más bien el poder del gobierno venezolano realizó la perforación en nombre de la reforma agraria, supuestamente para la mejora del pueblo trabajador. "La reforma agraria es un arma que apunta al corazón de la oligarquía", escribía The Marxist en 2006, "y con el inicio del nuevo programa de tierra, los terratenientes, capitalistas y sus partidarios en los medios nacionales e internacionales se han organizando contra la amenaza de un cambio agrario".

Pero el cambio llegó cuando se promulgó la Ley de la Tierra en diciembre de 2001 y desde entonces el Instituto Nacional de la Tierra ha distribuido millones de acres de terrenos a cooperativas campesinas en la "guerra contra los latifundios". La redistribución de tierra del Gobierno Venezolano, en palabras del Financial Times, ha "generado un clima de incertidumbre que ha ahuyentado la inversión".

 Así que en lugar de plantar grano, el terreno queda en barbecho o se convierte en pastos, reduciendo la oferta y aumentando el precio del café ¿correcto? Pues no, porque el gobierno ha impuesto límites de precios al nivel de ventas. Así que no hay incentivos para que los granjeros cultiven grano y muchos tostaderos han cerrado la tienda. Las pocas granjas y tostaderos que quedan pasan de contrabando su producto por la frontera de Colombia, donde los precios no están controlados por el Presidente Hugo Chávez y son prácticamente el doble.

Y mientras que los precios del café están limitados, los costes de los productores aumentan. Es difícil encontrar trabajadores por un salario razonable, porque "demasiados trabajadores viven de las ayudas del gobierno y no se preocupan por trabajar", dijo un granjero al Financial Times.

Con su pueblo reclamando su dosis de cafeína, Chavez ha expropiado los dos principales tostaderos de su país, Fama de América y Café Madrid, acusando a esas compañías de la escasez, acusando a a los tostaderos de acaparar , especular y contrabandear. "Hemos tenido bastante. Debemos hacer lo mismo con todas las compañías que se comporten así", dijo Chávez. "Vamos a continuar nacionalizando monopolios para convertirlos en negocios productivos en manos de los trabajadores, el pueblo, la revolución".

Sin embargo, Ludwig von Mises apunta en La Acción Humana que:

"el efecto de la interferencia [del estado] es que la gente no puede usar sus conocimientos y habilidades, su trabajo y sus medios materiales de producción de forma que puedan obtener los mayores retornos y satisfacer sus necesidades tanto como sea posible"

"Esa interferencia", añade, "hace a la gente más pobre y menos satisfecha".

Entre tanto, aquí en Estados Unidos, el Presidente Obama insiste en que toda la gente necesita acceso a la asistencia médica, creyendo que la asistencia médica "debería ser un derecho para cada estadounidense".

Hace no mucho hubo un tiempo en que la asistencia médica estadounidense se consideraba la mejor del mundo y era asequible para todos. Como escribía Gabriel E. Vidal recientemente en Mises.org, "en su lugar los costes de salud reflejan las distorsiones que han introducido los reguladores gubernamentales a través de mecanismos de reembolso creados por burocracias de dirección y control a nivel federal y estatal".

En un debate de los Demócratas en 2007, Obama dijo: "Mi énfasis se dirige a rebajar los costes, enfrentándonos a las compañías aseguradoras, asegurándonos de que están limitadas en su capacidad de obtener beneficios y negar coberturas y de que las compañías farmacéuticas hacen lo necesario para sus pacientes en lugar de limitarse a acumular beneficios".

"[Las colinas de Venezuela] solían estar cubiertas de plantas de café", decía un  triste Don Luis Paparoni a Financial Times. "Ahora difícilmente se ve alguna". También sería triste cuando la asistencia sanitaria de calidad sea igualmente escasa en Estados Unidos.

------------------------

Douglas French es presidente del Mises Institute y autor de Early Speculative Bubbles & Increases in the Money Supply. Es doctor en economía de la University de Nevada, Las Vegas, dirigido por Murray Rothbard con el Profesor Hans-Hermann Hoppe en su comité de tesis.

 

 

Published Thu, Sep 17 2009 8:29 PM by euribe