Libertad o disciplina

Por Mark Scheel. (Publicado el 25 de mayo de 2011)

Traducido del inglés. El artículo original se encuentra aquí: http://mises.org/daily/3410.

 

Escrito en la tradición libertaria del Camino de servidumbre de Hayek y el Restoring the American Dream de Ringer, Inclined to Liberty de Louis E. Carabini es un examen conciso y clarificador, tanto política como económicamente, de lo que significa preferir la libertad al dictado central. La obra se inspira en una cena de celebración en 2004 en casa de Carabini durante la cual se produjo una discusión académica entre los invitados que incluía clichés políticos como “A nadie se le debería permitir heredar riqueza” y “Los salarios de los ejecutivos de las empresas son demasiado altos”. Por supuesto, la implicación era que el estado debería intervenir para equilibrar la balanza de la “justicia social”. Pero bajo un análisis más cercano, ¿cuáles son las consecuencias, a menudo no visibles, respecto del espíritu humano? Traer claramente a la luz estas ramificaciones con un estilo divertido y accesible, mientras se cita hechos y ejemplos históricos, es la misión que se atribuye Carabini.

Empieza con un análisis de la proclividad humana a “la culpa y el resentimiento” y de cómo estas emociones son manipuladas políticamente. Hace las preguntas ¿implica necesariamente la desigualdad social la existencia de víctimas y villanos? y ¿por qué tendemos a dividirnos en dicotomías “ellos contra nosotros”? Luego Carabini advierte de los riesgos propios de un sistema de democracia estricta y reintroduce el viejo concepto de “la tragedia de los comunes”. Se ofrece una consideración de cómo la riqueza no es un monopolio estático sino que más bien genera más riqueza para todos. Se realiza una clarificación de lo que realmente constituye dinero y cómo el dinero no equivale a “prosperidad”. Luego Carabini reprende a los medios de comunicación por equivocarnos con reportajes torcidos y deconstruye el fenómeno de las llamadas “diferencias de ganancias”, explicando por qué cualquier búsqueda de la “igualdad económica” no solo es fútil, sino dañino para toda la sociedad. Como queda claramente demostrado, la redistribución de las ganancias y la riqueza se convierte rápidamente en una pesadilla para toda la sociedad y todos sufren lo peor por ello.

Se decía una buena parte del espacio a una cuidadosa exploración de los conceptos de trabajo, mano de obra y división del trabajo y las consecuencias y efectos sofocantes de una regulación intrusiva, así como a una crítica de las propuestas de John Rawls respecto de las ventajas no merecidas en su libro clásico Teoría de la justicia. La explicación lleva a una revelación del mal razonamiento de Karl Marx y su teoría del valor trabajo (en oposición a la teoría subjetiva del valor) y a cómo esta filosofía subyace inadvertidamente muchos de los trágicos experimentos actuales de ingeniería social. Sin embargo Carabini acaba con una evolución optimista de a dónde puede dirigirse la humanidad en el futuro con el ascendiente de la tecnología recortando la dominación del estado-nación y viendo como se erosiona gradualmente su influencia y control. Concluye: “Quienes afirman ser mejores maestros de una vida que no es suya, pierden una parte de sus propias vidas, junto con una Proción de las vidas de quienes, voluntaria o involuntariamente, acepten dichas afirmaciones como ciertas” y “La libertad es un estado de ánimo que no requiere la indulgencia de otros”.

Si hay alguna debilidad en la exposición de Carabini, podría encontrarse en el capítulo 30, titulada “Orden espontáneo vs. Diseño inteligente”. Aquí, aunque sea válido lo que dice respecto del orden natural, su empleo del término “diseño inteligente” produce connotaciones erróneas porque, correctamente entendido y distinguido del “creacionismo bíblico”, ese concepto se parece mucho más a la “mano invisible” de Adam Smith que el “principio de la selección natural” de Darwin. Sin embargo es una falta menor y en modo alguno afecta a lo principal de su razonamiento. Además, algunos podrían objetar a la brevedad de algunos capítulos, no porque se deseche tema sino más bien porque el tratamiento es tan bueno que uno quiere más.

Como observa el propio Carabini en el penúltimo capítulo, ha explicado convincentemente al lector dentro de estas páginas los beneficios económicos de la libertad dando énfasis a la utilidad y la prosperidad. Sin embargo admite en el primer capítulo que en su opinión la gente se ve en general atraída a uno de dos campos opuestos (los inclinados a la libertad y los inclinados al dominio) y es raro que la exposición de evidencias y hechos adicionales lleve a alguien a cambiar de campo. Aún así, un libro como éste constituye una excelente lectura para gente de ambos campos, al aclarar buena parte de los errores planteados por medios irresponsables y políticos manipuladores, ofreciendo así incluso a los que duden de la libertad y representación apropiada y fiel de la postura a la que ellos afirman oponerse.

 

 

Mark Scheel es poeta. Autor y antiguo editor. Vive en Mission, Kansas. Su libro A Backward View: Stories & Poems ganó el premio J. Donald Coffin Memorial del Kansas Authors Club.

Esta reseña apareció originalmente en Amazon.com.

Published Sun, Jun 5 2011 12:36 PM by euribe