El gran economista del libre mercado de la India

Por Chandrasekaran Balakrishnan. (Publicado el 5 de julio de 2011)

Traducido del inglés. El artículo original se encuentra aquí http://mises.org/daily/5410.

 

Poco después de la independencia política de la India, se produjo un amplio debate público en torno al tipo de sistema económico que debería adoptarse y seguirse. Aparecieron tres propuestas: el modelo de Gandhi, basado en la economía rural y el fideicomiso, el Plan Bombay, que proponía que la economía no podía crecer sin intervención y regulación pública, especialmente en la producción de bienes de capital, y el modelo de Nehru, que se basaba en un patrón socialista de la sociedad rechazaba cualquier camino posible para la empresa privada.

Al final, lo que prevaleció durante los siguientes 40 años fue el modelo de Nehru. Durante este periodo, India trató de desarrollar una economía mixta. Sin embargo, en el proceso de practicar este sistema, el gobierno controlaba la entrada y expansión de las empresas privadas, a menudo son comprender las consecuencias de estas políticas.

La “Licencia Raj” prosperó muy rápidamente: se necesitaba el permiso del gobierno para todo, desde empezar una nueva empresa a expandir una ya existente o determinar la cantidad de bienes a producir y exportar. La economía era equivalente a la proverbial rana en un pozo profundo que de tres saltos adelante para resbalarse luego el equivalente a dos. En lugar de ayudar a la economía a crecer, el gobierno prácticamente eliminaba las alternativas y la competencia en nombre de licencias, sustitutivos importados, exportaciones restringidas, prohibición de materias primas, topes cuantitativos a las grandes exportaciones, reservas para industrias de pequeño tamaño, etc., etc.

El régimen controlado de 40 años causó una acumulación de crisis sistémicas, que obligaron al país a abrir la economía e integrarse con el mercado global. Todos estos acontecimientos fueron previstos por un gran economista y profesor, B.R. Shenoy, que escribió muchos libros y publicó conocidos artículos en periódicos y revistas académicas nacionales e internacionales. Sus contemporáneos hicieron que el país pagara un alto precio por rechazar sus soluciones políticas prácticas. Pero ahora sus ideas gobiernan una India liberalizada.

Después de una década de reformas económicas, el economista indio, S.B. Mehta escribía en 2001:

La crisis económica de 1991 nos llevó a pedir financiación al FMI que impuso condiciones muy similares a las que el Profesor Shenoy estaba sugiriendo desde 1957. Pero el Ministro de Finanzaas (en 1991) fue criticado por muchos que decían que estábamos hipotecando nuestra soberanía ante el FMI. Este autor le escribió que debería declarar que estábamos siguiendo la política que sugirió Shenoy durante veinte largos años y no siguiendo las condiciones del FMI. Sin embargo, ningún político o economista pronunció el nombre de Shenoy o citó sus muchos escritos en apoyo del sistema de libre mercado. Así que parece que desatendimos los sensatos consejos de Shenoy durante su vida, y también en 1991 (…) cuando nuestras políticas se inclinaron más hacia el libre mercado.[1]

La era de la reforma económica de la India es realmente una era de una revolución de las alternativas creada por los mercados. De hecho, muchos creen ahora que las alternativas y la competencia son el antídoto definitivo a muchos problemas económicos en el país. El proceso de liberalización y globalización ha acabado virtualmente con las escaseces ratifícales creadas por el gobierno incluso para bienes básicos como teléfonos, motocicletas, conexiones de gas de cocina, etc.

Previendo todo esto, Shenoy defendía que debería permitirse a las empresas privadas competir tanto en el interior como en el exterior en la mayoría de los sectores, excepto defensa, carreteras y ferrocarriles. Es triste que nadie le recuerda ni siquiera ahora, después de dos décadas de abrir la economía globalmente para comerciar con bienes y servicios. Esto es especialmente cierto en el presente gobierno, que se dice que ha iniciado las reformas económicas y es probable que continúe con unas reformas de segunda generación. Un periodista dijo: “la persona que vio lo escrito en la pared más de tres décadas antes que el resto de sus contemporáneos es ahora un hombre olvidado”.

Bellikoth Ragunath Shenoy nació en la villa de Bellikoth, cerca de Mangalore, en el estado de Karnakata, al sur de la India, el 3 de junio de 1905. Shenoy tuvo un brillante historial académico. Obtuvo un gradod e maestría de primera clase en economía en la Universidad Hindú de Benarés (en la India central) en 1929. Luego realizó un máster en ciencias y un doctorado en economía en la London School of Economics (1929-32), donde estudió bajo el Profesor Friedrich A. Hayek. Shenoy estaba muy influido por los escritos de Hayek, especialmente sobre sistema de precios, problemas de conocimiento e irrelevancia de la planificación centralizada. Shenoy acabó titulando a su tesis “Algunos aspectos de un banco central para la India”, en la LSE.

Durante sus estudios en la LSE, Shenoy publicó dos escritos teóricos académicos en la Quarterly Journal of Economics: “An Equation for the Price Level of New Investment Goods”[2] e “Interdependence of Price Levels”.[3] Estos dos escritos fundamentalmente criticaban las ecuaciones fundamentales de John Maynard Keynes que se presentaban en su libro Tratado sobre el dinero (1930). De hecho, cuando Kynes se dio cuenta de que esas ecuaciones eran defectuosas en muchos aspectos, detuvo la publicación de la segunda edición de su libro. Además, esos dos artículos hicieron de Shenoy un economista prometedor competente en asuntos monetarios y financieros.

Shenoy volvió posteriormente a la India y enseñó economía en diversas universidades. Al mismo tiempo, se asoció con muchas instituciones y cuerpos legislativos. El colega de Shenoy, Mahesh Bhatt dijo una vez:

El Profesor Shenoy era cualquier cosa menos un “hombre de comités”. Era un economista que prefería tener razón en una minoría de uno. Toda contribución importante que hiciera sobre el asunto provocaba polémicas de largo alcance y debates memorables entre los economistas indios.

Shenoy se incorporó a la Universidad del Gujarat (al oeste de la India) en 1954 como profesor de economía y primer director de la Escuela de Ciencias Sociales. Milton Friedman dijo una vez:

solo hay un economista profesional eminente, el Profesor B.R. Shenoy de l Universidad de Gujarat, que se opone abierta y públicamente y con eficacia a las presentes políticas y está a favor de mayor confianza en un mercado libre. Es un hombre notable y valeroso.[4]

Trabajó también como profesor visitante de su alma mater LSE en 1966 y se convirtió en miembro del prestigioso foro internacional liberal fundado por el Profesor F.A. Hayek, la Sociedad Mount Pèlerin. En 1968, Shenoy abandonó la Universidad de Gujarat y fundó el Economic Research Centre en Delhi con una eterna dedicación a trabajar en sus proyectos no finalizados.

Shenoy fue un escritor prolífico que escribió muchos libros y artículos en revistas y periódicos populares. En su libro Post-War Depression and Way-Out (1944), apuntaba los peligros de financiar el Plan Bombay de intervención y regulación pública mediante dinero y crédito bancario recién creado. Otras obras importantes incluyen Problems of Indian Economic Development (1958), Indian Planning and Economic Development (1963), Fifteen Years of Indian Planning (1966), Indian Economic Policy (1968), Indian Economic Crisis: A Program for Reform (1968), PL480 Aid and India's Food Problem (1974), Food Crisis in India: Causes and Cure (1974) y Economic Growth and Social Justice (1977), Ceylon Currency and Banking (1941) y The Sterling Assets of the Reserve Bank of India (1953).

En Julio de 2011 la India celebrará que se completan 20 años de reformas económicas iniciadas en la década de 1990. En las primeras décadas de la economía de mando y control de la India independiente, Shenoy cuestionó vehementemente la ideología de la planificación centralizada de la India y reclamaba cambios esenciales en la política económica bajo la premisa de la desregulación y un sistema de precios determinado por el mercado. Según Niranjan:

B.R. Shenoy, el principal disidente económico importante de la India (…) murió (…) en febrero de 1978. Desde entonces, la política económica ha cambiado de la adoración a la planificación centralizada a la apreciación del mercado. La mayoría de los economistas están ahora de acuerdo en que nuestro largo romance con el socialismo de Nehru fue un desastre económico.[5]

Shenoy defendía políticas económicas sensatas basadas en un sistema de libre mercado décadas antes de la crisis económica del 1991. Sin embargo, se ignoró su voz. Sus contemporáneos tenían una fe ciega en la planificación centralizada de las empresas privadas. Estas políticas fueron responsables de crear crisis en los mercados indios de divisas en la década de 1990.

De hecho Shenoy y el Profesor Peter Bauer “son los únicos economistas que se opusieron a la ‘financiación en déficit’ llevada a cabo para financiar el ambicioso Segundo Plan Quinquenal de Nehru”.[6] Las advertencias de Shenoy fueron proféticas: solo un año después, “India afrontó un serio problema de balanza de pagos en 1957, tal y como había predicho Shenoy”. El gobierno de la India invitó a Shenoy como miembro del Consejo de Economistas asesores del gobierno Nehru en 1956. Cuando otros miembros del consejo propusieron unas finanzas deficientes, Shenoy escribió su famosa “Nota de desacuerdo” sobre el Segundo Plan Quinquenal (1956-1961). Decía: “Soy incapaz de suscribir completamente las opiniones de mis colegas sobre (…) financiación en déficit como medio a allegar recursos reales para el Plan”.[7] Los insostenibles altos niveles de financiación en déficit continuaron por muchos años, hasta acabar creando la catástrofe en 1991, forzando así al gobierno a tomar las medidas de libre mercado defendidas por Shenoy.

Shenoy escribió largos artículos y libros defendiendo la economía del libre mercado y la integración con la economía mundial. De hecho, las actuales iniciativas de reforma económica de la India no son sino lo que Shenoy había recomendado durante décadas. Milton Friedman dijo:

El Profesor B.R. Shenoy fue un gran hombre que tenía el conocimiento económico como para reconocer los defectos de la planificación actual en la India y, lo que era incluso más raro, el valor para expresar sus opiniones abiertamente y sin equívocos. Es raro que un hombre así bendiga nuestra sociedad.[8]

Friedman continúa diciendo:

Si alguien lee ahora el informe de Shenoy, suena como una descripción retrospectiva de lo que ocurrió en lugar de cómo una previsión. Pero no hace falta decir que aunque la mayoría de los economistas muestran un profundo respeto por el valor y las cualidades personales de Shenoy, sigue siendo un profeta sin reconocimiento en su propio país.[9]

De acuerdo con el Profesor Peter Bauer:

En su Nota de desacuerdo, Shenoy rechazaba el espíritu general del informe mayoritario como peligroso para la libertad personal y el sistema político democrático. También discrepaba con varias propuestas importantes, incluyendo la escala de creación de dinero, el mantenimiento y extensión de los controles económicos del estado y el ámbito de la nacionalización. Argumentaba en concreto que la creación de dinero a la escala prevista por el informe mayoritario y bajo el Segundo Plan Quinquenal generaría inflación o una crisis de balanza de pagos o ambas cosas: una predicción que cumplió en apenas un año tras el inicio del plan. (…) La  Nota de desacuerdo de Shenoy representaba un evidente coraje moral. (…) Así, la Nota de desacuerdo de Shenoy iba contra las opiniones y deseos de Nehru (…) y asimismo de la posición de la Comisión Planificadora India. También iba contra la ortodoxia occidental de entonces. Muchos eminentes representantes de esa ortodoxia visitaron regularmente la India en las décadas de 1950 y 1960. Los visitantes incluían a Gunnar Myrdal, Joan Robinson, Nicholas Kaldor, Thomas Balogh, Ian Little, Oscar Lange, Paul Streeten y otros. La mayoría de estos representantes de la ortodoxia prevalente apoyaban el Segundo Plan Quinquenal en declaraciones públicas en la India y en publicaciones prestigiosas e influyentes en occidente, como el Economic Journal o la Review del British National Institute for Economic Research.[10]

Shenoy razonaba muy convincentemente que

La nacionalización debería limitarse normalmente a preocupaciones por servicios públicos o que afecten a la seguridad nacional. De otra manera, la intervención del estado debería preocuparse por la prevención de monopolios o cuasimonopolios. La gestión eficaz de preocupaciones empresariales e industriales en una economía competitiva de mercado es una función altamente especializada y requiere cualidades que no se exigen a un funcionario y no pueden adquirirse en un curso ordinario de formación. Es mejor dejar esta función a los empresarios privados, en el orden social prevalente, que está dominado por la economía de mercado y el sistema de precios.

Más tarde continúa diciendo:

No estoy convencido de la importancia económica (…) de los controles. Los descontroles han resultado un éxito notable. Los controles y las asignaciones físicas no son algo necesariamente adjunto a la planificación. La distribución de recursos productivos, incluyendo las raciones en que usan está sujeta a variación  y depende de diversas consideraciones tecnológicas, económicas y de precio. Es prácticamente imposible tener en cuenta estas consideraciones complejas y cambiantes y disponer algo similar a una asignación satisfactoria de los recursos. Hay grandes ventajas en dar libertad a la economía y al sistema de precios en el uso y distribución de las necesidades de la producción. Soy incapaz de estar de acuerdo con mis colegas en que se pueda defender que continúen los controles que persisten. Tienen que tomarse medidas para eliminar controles tan pronto como sea posible. Los controles y asignaciones son características esenciales de la planificación comunista. No se ajustan demasiado bien bajo la planificación en una economía de mercado de libre empresa.[11]

Además, lo que persistía durante el patrón socialista de economía dirigida en la India antes de 1991 se explica de la mejor manera en las propias palabras de Shenoy:

La gente amante de la libertad, en nombre preservar y difundir la libertad, están financiando inconscientemente y en general sosteniendo políticas socialistas que hasta ahora (proyectos y planes sensacionales aparte) han producido poco más que injusticia social, desempleo, pobreza y conflictos. Aunque los planificadores indios y sus apoyos extranjeros están llenos de promesas y esperanza, estas políticas no pueden ofrecer perspectivas de nada mejor para el futuro. (…) Las políticas estatistas en la India podrían haberse abandonado hace mucho tiempo, pero por la intervención de la ayuda externa, que hacía que los cofres de los pródigos se rellenaran cuando se vaciaban, el apoyo moral llevaba a políticas estatistas por parte de “expertos” del extranjero y a ganancias colosales en dinero y poder que proporcionaban estas políticas al funcionario y al político.[12]

Es evidente que los escritos de Shenoy tienen una gran relevancia incluso hoy. ¡Lo que los economistas de hoy y el gobierno de la India están tratando de hacer en nombre de una segunda ronda de reformas económicas es exactamente lo que B.R. Shenoy sugería hace décadas! Ha llegado el momento de reclamar lo que se debe por derecho a B.R. Shenoy.

Como dijo el Profesor Bauer: “Que los sucesores de Shenoy y de su vida nunca caigan al este o al oeste”.

El proceso de liberalización de la India, iniciado en la década de 1990, ha ayudado inmensamente, no solo a sacar a millones de personas de una abyecta pobreza, sino asimismo a aumentar sus niveles de vida cada vez más. Durante décadas, la voz solitaria de Shenoy fue ignorada sin ningún motivo, pero sus ideas son inmortales.

Nota

Se publicó en 1996 una colección de ensayos de Shenoy titulada Planned Progress or Planned Chaos? por parte de M.P. Bhatt y S.B. Mehta.[13] El Dr. Parth. J Shah (que fundó un think tank sobre libre mercado, el Centre for Civil Society, en Nueva Delhi en 1997) trabajó junto con R.K. Amin en 2004 para editar dos volúmenes de obras seleccionadas de Shenoy (Economic Prophecies and Theoretical Vision) para una fácil comprensión tanto de estudiantes como de legos.

 

 

Chandrasekaran Balakrishnan es un economista que trabaja en orden público. Es famoso por su conocimiento de la literatura del liberalismo indio. Ha escrito para el Wall Street Journal Asia y Pragati - The Indian National Interest Review. Vive en Nueva Delhi y escribe en el blog Hayek Order.



[1] S.B Mehta, “Economic Ideas of B.R Shenoy”, en V.K.R.V. Rao and B.R. Shenoy - Economic Ideas in Contrast, por Kamta Prasad (ed.), Deep & Deep Publications, Nueva Delhi, 2001, pp. 103.

[2] Ver .R. Shenoy “An Equation for the Price-Level of New Investment Goods” The Quarterly Journal of Economics, vol. 47, nº 1 (Nov. 1932), pp. 138-149.

[3] B.R. Shenoy “The Interdependence of the Price-Levels” The Quarterly Journal of Economics, vol. 48, nº 2 (Feb. 1934), pp. 362-368.

[4] Milton Friedman “Indian Economic Planning” 6 de mayo de 1963, pp. 17; Parth. J. Shah “Friedman on India” The Centre for Civil Society, Nueva Delhi, 2000, pp. 16-17.

[5] Niranjan “Shenoy's Prophecy”, Businessworld, 30 de junio de 2003.

[6] Sauvik Chakraverti, “Peter Bauer - A True Friend of the World's Poor”, View Point 4, The Centre for Civil Society, Nueva Delhi, pp. 13.

[7] B.R. Shenoy, “The Second Five Year Plan: A Note of Dissent on the Basic Considerations Relating to the Plan Frame” en Planning Commission, Papers Relating to the Formulation of the Second Five Year Plan, 1956.

[8] K.J. Udeshi “Economic Reforms and the Relevance of Professor B.R.Shenoy”, Lección en memoria del centenario del nacimiento del Profesor B.R. Shenoy, realizada el 4 de junio de 2007 en el Economics Research Centre en Bombay.

[9] Milton Friedman “Indian Economic Planning” 6 de mayo de 1963, pp. 17; Parth. J. Shah “Friedman on India” The Centre for Civil Society, Nueva Delhi, 2000.

[10] Peter Bauer, “B.R. Shenoy: Stature And Impact”, The Cato Journal, Vol. 17, Nº 3, 1998.

[11] B.R. Shenoy, “The Second Five Year Plan: A Note of Dissent on the Basic Considerations Relating to the Plan Frame” en Planning Commission, Papers Relating to the Formulation of the Second Five Year Plan, 1956.

[12] B.R. Shenoy, “The Failure of Planning”, The Freeman, Vol. 28, Nº 1. Enero de 1978.

[13] M.P. Bhatt y S.B. Mehta (eds.) Planned Progress or Planned Chaos? Selected Prophetic Writings of Prof. B.R. Shenoy, Madras: East West Books, 1996.

Published Wed, Jul 6 2011 5:45 PM by euribe