Rubén Rivero Capriles

en español, en français, and in English!

Recent Posts

Tags

Community

Email Notifications

Archives

Comparación entre Facebook vs. Linkedin vs. Xing vs. Twitter 23julio2009

La movilidad internacional en un abrir y cerrar de ojos se ha vuelto la norma en un mundo globalizado para las nuevas generaciones. Hasta hace poco uno pensaba que estaba al día con la tecnología disponiendo de un correo electrónico y un teléfono celular. Ya no. Ahora el registrarse en la página web anteriormente mencionada o en un servicio similar de otra marca es cada vez más indispensable para permanecer interconectados en esta era de la información, y la información en el siglo XXI, como sabemos, en un sinónimo del poder.

No conocemos a nuestros vecinos físicos ya que nos mudamos de una casa a otra, de una escuela a otra universidad, y luego a un trabajo, a otro estado y finalmente a otro país. Perdemos constantemente el contacto con nuestros mejores amigos. Llegamos a la mediana edad con múltiples memorias y súbitamente nos damos cuenta que no tenemos a nadie con quien compartirlas a menos que nos conectemos en línea, escondidos con un seudónimo, e intentamos mostrar nuestra personalidad real pero ocultando nuestra verdadera identidad por temor a los spammers.

Facebook pudiera ser una solución a nuestra alienación personal. Compensa nuestra falta de interacciones personales verdaderas con nuestros vecinos físicos y abre oportunidades que nuestros padres y abuelos nunca pudieron soñar. El año pasado logré unir almas compatibles de Chile, Haití, Colombia y el Reino Unido, que de otro modo nunca se hubiesen conocido. Ahora tienen una gran oportunidad de compartir sus vidas de una manera completamente inesperada. Nosotros, la generación del internet, tenemos una herramienta formidable para expandir nuestros círculos y posibilidades sociales para llegar a niveles sin precedentes en la historia humana. A través de nuestras relaciones internacionales cada vez más complejas podemos efectivamente romper las barreras de la guerra y la ignorancia mucho más eficazmente que cualquier tipo previo de diplomacia pudo alguna vez lograr. Por favor traten de crear maneras de mejorar el uso de esta magnífica herramienta. Nosotros ni siquiera imaginamos las excelentes capacidades en interacción humana a las cuales somos capaces de evolucionar. Después de todo, los seres humanos somos todavía unos animales sociales, y apenas estamos aprendiendo una de las formas de socialización más eficientes jamás inventadas.

Recientemente noté, sin embargo, que Facebook es insuficiente para las necesidades de hoy. Como adultos hemos logrado contactar de nuevo a los amigos de la infancia. Sin embargo después de estar conectado por más de un año con la mayor parte de mis amistades, y luego de haber obtenido suficiente información sobre sus vidas actuales, me doy cuenta que Facebook cada vez más se confierte en una plataforma de juegos interactivos. Ciertamente es divertido jugar con todas esas aplicaciones de Facebook, pero las mismas no ayudan a explotar la oportunidad de convertir a esos amigos de vieja data en nuevos contactos comerciales claves. Por esa razón actualmente transcurre una migración desde Facebook hacia la plataforma Linkedin. Los usuarios de Linkedin incorporan su currículum y sus actuales metas profesionales y luego pueden expandir su red a través de un sistema de presentaciones que permite a un usuario ser presentado a una tercera persona que no conozca, siempre y cuando ambos compartan un contacto común. De este modo he podido en los últimos días expandir mi red profesional, ojalá se presenten nuevas oportunidades de negocios a través de este proceso de reducción de los grados de separación entre la gente en cualquier parte. Todavía es temprano para concluir cuál de estas dos plataformas, a largo plazo, habrá resultado más útil. Sólo comento que Facebook me ha ayudado bastante hasta los momentos, pero sus limitaciones me motivan a utilizar ahora algunos servicios de Linkedin que no están disponibles en Facebook.

En muchos países de habla hispana, sin embargo, Linkedin no es ampliamente conocido. Me sorprende que mis contactos en Canadá y los Estados Unidos tengan cientos de otros contactos, lo cual permite a muchos usuarios estar fácilmente al alcance de una red de millones de personas. En cambio, muchos de mis contactos venezolanos (y yo mismo) apenas hemos sido invitados a unirnos a Linkedin y sólo tenemos un puñado de otros contactos quienes a su vez poseen sólo uno o pocos contactos. Por lo tanto un usuario Linkedin promedio en Venezuela tiene acceso a una red bastante pequeña dentro del país, que sólo llega a algunos miles de personas... Por otra parte Xing se ha arraigado más. Me parece que Xing es muy complicado para añadir contactos. Nunca publica ninguna dirección de correo electrónico y sólo te permite enviar un comentario a alguien una sola vez a la semana. No debería sorprender que yo todavía no tenga contactos en Xing a pesar de haber abierto mi cuenta hace ya varios meses. En muchos grupos locales de Xing, gran parte de los usuariso sólo cuentan con pocos contactos. Por eso con Xing usted se puede enterar que existen determinadas pero no hay modo de contactarlas a menos que alguna de esas personas resulten disponer de su propia página web o blog donde usted podrá remitirles comentarios.Lo que prefiero hacer es revisar quiénes están en Xing que yo desee contactar y posteriormente trato de contactarlos por Linkedin. No me sorprende haberme enterado que el crecimiento de Xing se ha estancado.

El peor de todos, por supuesto, es Twitter. No he logrado averiguar para qué sirve Twitter. Teniendo ya que lidiar con cuentas de Hotmail, de Gmail, de Yahoo, del proveedor de servicios, cuentas de correo del sitio web, páginas web para el estado de cuenta de las tarjetas de crédito y de la cuenta corriente, y múltiples otros nombres de usuario y constraseñas, el tener que conectarse también a Twitter es una inconveniencia redundantemente innecesaria.

De todos modos, a pesar de estos adelantos tecnológicos, la economía no se recupera. El uso de estas redes de hecho no está mejorando las condiciones para los negocios. Quizás estas diversas redes sociales y empresariales simplemente ayudan a moderar la caída económica. Es demasiado común ver a muchas personas con impresionantes contactos, a quienes a su vez les resulta muy difícil convertir sus iniciativas en ventas.

Rubén Rivero Capriles. Caracas, noviembre 2008 - julio 2009

Rivero & Cooper, Inc.                                     Rroopstr