Rubén Rivero Capriles

en español, en français, and in English!

Recent Posts

Tags

Community

Email Notifications

    Archives

    Ejemplos de escasez causada por el control de precios

    La teoría económica predice que si un gobierno impone un techo para el precio de venta de cualquier bien o servicio, por lo común debajo del precio de mercado que resultaría de la interacción competitiva entre proveedores y clientes, habrá escasez de bienes ya que menos vendedores estarán dispuestos a vender al precio menor, mientras que más compradores tratarán de comprar a dicho precio menor. La demanda excedentaria que no puede ser satisfecha por la oferta existente se contabiliza como la cantidad de escasez.

    La Venezuela de hoy se ha convertido en un ejemplo para libros de texto de este axioma macroeconómico. Hace poco en el supermercado no fui capaz de encontrar azúcar ni huevos. Todavía queda algo de café en los anaqueles, pero factores exógenos tales como la falta de lluvias durante 2009 y el anormalmente elevado costo para el productor colombiano de granos de café, están exascerbando la alarma. Venezuela, que fue el principal exportador cafetalero durante el siglo XIX, prontó estará importando café para su consumo interno.

    Existe una larga lista de artículos cuyo precio de venta es regulado por el gobierno, a menudo por debajo de los costos de insumos para el fabricante. Además del café, los huevos y el azúcar, la regulación dictamina un precio máximo de venta al público para la leche completa, leche en polvo, pollo, carne, arroz, cerdo, harinas de maíz y de trigo, papel higiénico y mucho más. La mayoría de los bienes anteriores han estado intermitentemente dentro o fuera de los anaqueles durante períodos extensos, y el gobierno ha tratado de solventar la situación por medio de operativos urgentes y esporádicos que consisten en importaciones administradas por el estado para ser vendidos con enormes pérdida para los contribuyentes y para la compañía pètrolera estatal. Estos bienes importados son a menudo de calidad inferior y hasta llegan dañados en ocasiones. Dichas importaciones a menudo son transportadas desde su país de origen por mar, en contenedores sin un apego estricto a los estándares y procedimientos internacionalmente establecidos para este tipo de embarques. Luego se venden al público en condiciones poco higiénicas en tiendas propiedad del estado. Los clientes allí deben hacer colas durante horas antes de ser atendidos.

    Muchos establecimientos al detal han sido forzados a cerrar durante algunos días por tratar de vender bienes producidos nacionalmente por encima del precio regulado. Estos establecimientos al detal argumentan que si cumpliesen con la regulación se verían obligados a vender a pérdida. Muchas fábricas procesadoras de alimentos están a punto de ser nacionalizadas, bajo la acusación de acaparamiento, ya que se niegan a vender sus productos a los mayoristas por debajo del precio de costo. Ello ha conllevado en que muchos proveedores han suspendido la producción por completo y la han transferido a países vecinos. Por consiguiente la capacidad industrial venezolana se ha encogido por un alto porcentaje cuya estimación cuantitativa varía según diversas fuentes. Como la capacidad se ha reducido estructuralmente, el movimiento clásico en los libros de texto de la curva de oferta agregada para la economía venezolana continúa ocurriendo. Esto resulta en aún menores cantidades ofertadas a un precio mayor, asumiendo que la demanda agregada sea constante. Sin embargo, la demanda agregada de hecho se mueve a su vez hacia la derecha (pero quizás en menor magnitud que la del movimiento hacia la izquierda de la oferta agregada), debido a extensas pagos por transferencias gubernamentales y debido a la tasa natural de crecimiento de la población. El resultado final es una de las mayores tasas de inflación (aunque menor a la de Zimbabwe) durante el siglo XXI a nivel mundial.

    Tal es el contexto con el que aquéllos que todavía creemos en el potencial de nuestro país debemos lidiar diariamente para crear y mejorar las condiciones para los negocios.

    Caracas, 28 de julio de 2009

    Rivero & Cooper, Inc.     rroopstr